Isla Holbox

Holbox es una maravillosa isla separada de México por una estrecha laguna de aguas turquesas habitada por flamencos. Además de uno de los destinos más bonitos de Riviera Maya, es uno de los lugares imprescindibles que visitar en México.

Qué ver y qué hacer en la isla de Holbox

Visitar Holbox es abrazar el paraíso en un lugar en el que el tiempo no existe y las visitas obligadas dejan de ser museos y monumentos para convertirse en inmensas playas de aguas turquesas y arena blanca enmarcadas por el verde de las palmeras.

Paseando por la isla, nos encontramos con un impresionante entorno natural formado por las típicas playas de ensueño del Caribe, que apenas ha sido modificado por la mano del hombre. En la única zona habitada, los locales disfrutan del ritmo caribeño en un entorno formado por casas de colores con techos de paja en las que reina un carácter acogedor y lleno de alegría que enamora a los visitantes.

Uno de los puntos que aporta un carácter más bohemio y relajado a Holbox es que apenas hay coches, por lo que los traslados se realizan en bicicleta o bien en carritos de golf. Recorriendo la isla, los turistas conviven con los pescadores locales mientras transitan tranquilas calles de arena blanca en las que ir descalzo se convierte en un auténtico placer.

Si hablamos de la fauna de la isla, los animales más vistosos son los flamencos, aunque, sin lugar de dudas, las estrellas que consiguen mayor número de seguidores son los impresionantes tiburones ballena. La oferta se completa con las tortugas marinas, los mapaches y los coloridos peces tropicales que habitan en la zona.

La Isla Holbox es ideal para relajarse y no hacer nada, aunque también ofrece la posibilidad de hacer excursiones, pasear por sus playas, degustar la comida local en alguno de sus acogedores restaurantes, o comprar algunos recuerdos en las pequeñas tiendas de artesanía.

Aunque este último consejo contradice la idea de que el plan mejor plan para visitar Holbox es no hacer planes, no podéis abandonar la isla sin visitar las impresionantes playas de Punta Mosquito y Punta Cocos.

Cómo llegar a la isla Holbox

La forma más común de llegar hasta Holbox es reservando una excursión, de este modo no tendréis que preocuparos de buscar la forma de llegar desde el hotel hasta el puerto ni de comprar los billetes para el ferry.

En este enlace podéis ver toda la información y hacer la reserva:

Excursión a la isla Holbox

Si queréis llegar hasta Holbox por vuestra cuenta, tenéis la opción de coger un ferry en el puerto de Chiquilá, el tiempo de trayecto es de 30 minutos.