Xel-Há

Localizado junto a Tulum, el parque Xel-Há ofrece la posibilidad de sumergirse en una experiencia única para descubrir cuevas, senderos, cenotes, ríos y lagos enmarcados por un maravilloso paraje natural formado por el espesor de la jungla.

Las instalaciones de Xel-Há abarcan nada más y nada menos que 70 hectáreas de tierra y 14 hectáreas de agua que lo hacen merecedor de su nombre, que podría traducirse como “donde nace el agua”.

El parque fue inaugurado en 1994, pero las formaciones naturales que lo conforman comenzaron su desarrollo hace más de 250.000 años para llenarse de lagunas, cenotes y maravillosos espacios verdes.

Qué ver y qué hacer en Xel-Há

Uno de los principales atractivos de Xel-Há es su gran caleta, un espacio mágico en el que el agua dulce se reúne con el agua del mar sin llegar a mezclarse, creando sorprendente un efecto visual.

Las transparentes aguas de la caleta componen el hogar en el que conviven más de 70 especies acuáticas entre las que se incluyen los peces lora, las barracudas, las rayas o los jureles. Resulta un auténtico placer sumergirse para hacer snórkel y disfrutar de este espectáculo natural como un pez en el agua.

Las instalaciones se completan con las lagunas, cuevas y cenotes, además de los senderos que se adentran en la selva y las tirolinas que sobrevuelan los árboles. Para contemplar el parque en toda su magnitud, lo mejor es subir al faro que ofrece vistas de los alrededores desde su mirador localizado a 40 metros de altura.

Para añadirle un toque picante a la visita, los restaurantes de Xel-Há ofrecen una deliciosa muestra de los platos típicos mexicanos además de una gran variedad de platos de todos los rincones del mundo.

Naturaleza y diversión

Xel-Há es uno de los mejores parques de Riviera Maya y cada año recibe más de 750.000 visitas. Sus hermosas instalaciones son la opción ideal para hacer infinidad de actividades, aunque también resultan perfectas para disfrutar relajándose sin hacer nada.

Aunque en un primer momento puede parecer algo cara, la entrada al parque incluye comida, bebida, toallas, tubos de snórkel, chalecos salvavidas y todo lo necesario para disfrutar de las instalaciones sin necesidad de llevar nada más que el traje de baño.

Excursión a Xel-Há

La forma más cómoda de visitar Xel-Há es reservar una excursión, de esta forma no tendréis que preocuparos del trasporte ni de las entradas. Podéis ver toda la información y reservar a través de la web en este enlace:

Excursión a Xel-Há

Si queréis aprovechar el día al máximo, podéis aprovechar la excursión combinada con la visita a Cobá o a Tulum:

Horario

Todos los dias de 8:30 a 18:00 horas.

Precio

Adultos: 90 (106,60 US$)
Niños entre 5 y 11 años: 45 (53,30 US$)
Menores de 5 años: entrada gratuita.

Excursión a Xel-Há 123.49 US$