Valladolid

Tranquila y ajena al paso del tiempo, Valladolid es una hermosa ciudad colonial fundada en 1543 que ha sabido conservar su personalidad y ese delicioso sabor histórico que aún se asoma tras sus coloridas fachadas.

La ciudad comenzó su historia como un poblado maya que sería ocupado por los españoles antes de quedar asolado por una importante epidemia de fiebre amarilla. Para escapar de la enfermedad, la ciudad fue trasladada hasta su ubicación actual, instalándose sobre las ruinas del antiguo asentamiento maya de Zaci.

Con el paso de los años, Valladolid ha sufrido un importante desarrollo que la ha convertido en una gran urbe, pero, a pesar de esto, aún conserva ese carácter sencillo y acogedor que enamora a todo aquél que la visita.

Qué ver y qué hacer en Valladolid

Valladolid es una ciudad cargada de magia y resulta realmente agradable pasear por su casco histórico, un espacio en el que el tiempo parece haberse detenido. A continuación, os indicamos algunos de los lugares más destacados que podéis ver durante vuestra visita a Valladolid:

  • Mercado Municipal Donato Bates: Si hay un lugar excepcional para medirle el pulso a Valladolid, este es su mercado. Entre los puestos de frutas, verduras y artesanía, podréis encontraros de frente con la Valladolid más auténtica.
  • Cenote Zací: Con una sorprendente ubicación en el centro de la ciudad, el Cenote Zací es una bella caverna con fondo de aguas cristalinas sobre las que se refleja la intensidad de los rayos del sol para crear una estampa natural de gran belleza. Tenéis la opción de pagar la entrada (30 MXN (1,40 US$), aunque es recomendable tomar algo en el restaurante, ya que obtendréis la entrada gratuita).
  • Calzada de los Frailes: La Calzada de los Frailes es uno de los espacios más fotografiados de Valladolid, una llamativa calle sobre la que emergen coloridas construcciones de estilo colonial en la que el tiempo parece haberse detenido.
  • Parque Francisco Cantón Rosado: Localizado frente a la iglesia de San Gervasio, el parque Francisco Cantón Rosado es un espacio amplio y relajado presidido por una gran fuente que compone el corazón de Valladolid.
  • Iglesia de San Servacio: Con una imponente fachada enmarcada por dos torres, la Iglesia de San Servacio fue construida en 1543 y aún se conserva a la perfección para formar parte de la historia viva de la ciudad.
  • Museo de San Roque: Ocupando las instalaciones del antiguo hospital de Valladolid, el Museo de San Roque narra los episodios más importantes que tuvieron lugar a lo largo de la historia de la ciudad.

Para saborear Valladolid al máximo, nada mejor que regalarnos el paladar con alguna de las especialidades de la gastronomía de Yucatán como la cochinita pibil o los buñuelos de yuca con miel.

Si queréis aprovechar la excursión a Valladolid para comprar regalos y suvenirs, en el centro de la ciudad encontraréis numerosos puestos y tiendas en los que se exponen productos textiles y piezas de artesanía, especialmente de madera.

Cómo llegar a Valladolid

La mejor forma de llegar a Valladolid es reservar una excursión, que por lo general suele ofrecerse combinada a la visita a Chichén Itzá y el Cenote Sagrado. En este enlace podéis ver toda la información y hacer la reserva: